Un modelo urgente en favor de la promoción económica y cohesión social

Abstract:
La catarsis que sufre la actividad comercial en estos momentos obliga a la puesta en marcha de nuevas políticas comerciales y a la adopción de medidas excepcionales que posibiliten competir con otros entornos económicos y confeccionar una oferta compacta y equilibrada en toda el área comercial. Para ello nacieron los Bid´s en los países más avanzados y acostumbrados a potenciar la actividad a través de servicios de valor añadido, gestión de la oferta y promoción para la atractividad zonal. Este modelo genera recelos en las instituciones para su implantación, por el empoderamiento del sector privado y gestión compartida de competencias y obligaciones tradicionalmente ligadas a lo público. La realidad económica a la que se enfrentan los entornos urbanos pasa por el desarrollo de una doble lógica de gestión que concluye con la necesaria implantación de este modelo de gestión compartida y comprometida con el futuro. El comercio y la hostelería han sido protagonistas en la composición de nuestras ciudades desde su nacimiento, a través de la actividad económica y las relaciones sociales que promueve y facilita. En los últimos años se ha acelerado la expulsión y arrinconamiento del comercio local por parte del mercado. Mantener la inercia actual, basada en la ley de la oferta y la demanda, excluye de la oferta comercial de nuestras ciudades a nuestros empresarios locales y a su oferta diferenciada, promoviendo unas ciudades clonadas con actitudes comerciales endogámicas en favor de los grandes agentes económicos e inmobiliarios. La vertebración y estrategia urbana debe de dirigir su mirada a una oferta y promoción económica global que recoja las capacidades y atributos comerciales de todos los agentes, sean grandes o pequeños, locales o foráneos. Otro de los efectos importantes que derivan la balanza a favor de la implantación de los Bid´s habla de cohesión social y de relaciones humanas. El modelo actual está destruyendo la oferta tradicional, implantada de forma generalizada en todos los entornos y con efectos derivados en clave de seguridad, iluminación, accesibilidad, aprovisionamiento asegurado y vertebración de las relaciones humanas en todos los barrios y pueblos. No es justo pensar exclusivamente en clave de competencia económica, dado que cada entorno susceptible de convertirse en un Bid tiene la obligación de realizar políticas basadas en el desarrollo generalizado de la oferta, en promover nuevas áreas de oportunidad en zonas menos desarrolladas o deterioradas, en hacer visible toda la oferta, especialmente la local por su valor añadido y en asegurar una oferta estructurada, de calidad y que de servicio y el resto de atributos sociales del comercio a cada entorno ciudadano sin necesidad de estar abocados a su desaparición como ahora se vislumbra. El resto de la lógica de los Bid´s, basada en la competencia, ya la conocemos y se antoja urgente para poder competir con otros formatos comerciales y entornos urbanos. Eso sí, de manera más inteligente, compacta, sostenible y justa respecto a la oferta local y conectada con otros agentes que intervienen en el centro urbano también y desean equilibrio comercial y cohesión social.
Área(s) temática(s):
Año:
2017
Tipo de publicación:
Paper/Extenso Congresos GIGAPP
Palabras clave:
Congreso GIGAPP
Número:
GIGAPP2017
Serie:
VIII Congreso Internacional en Gobierno, Administracion y Politicas Publicas
Dirección:
Madrid, España
Organización:
GIGAPP. Asociación GIGAPP
Mes:
Septiembre
Comentarios:
Propuesta aceptada Ponencia/Comunicacion 2017-39 Nuevas formas de gobernanza de las Áreas de Promocion Economica Urbanas: adaptacion del modelo BID
Hits: 902