La Política Cambiaría en un entorno de alta vulnerabilidad en países de Iberoamerica en el siglo XXI

Abstract:
La adopción de una política de Tipo de Cambio flexible en países subdesarrollados de Iberoamérica, generalmente responde a la aplicación del modelo neoliberal que trajo consigo una serie de cambios y reformas estructurales a finales de los años setenta y ochenta del siglo pasado. Bajo esta óptica donde la política cambiaria de estos países está en manos del mercado y no del Banco Central reduce la participación y conducción de una política financiera -principalmente monetaria-, generando distorsiones en el mercado interno ya que no puede inferir directamente en las operaciones del mercado de dinero. Lo anterior, ha generado en el caso de México, una brecha casi extrapolar de las inversiones productivas y de cartera, contrayendo por un lado el potencial de crecimiento económico y por otro, amplia los márgenes de recuperación y rendimiento en el mercado especulativo. En consecuencia, esta política cambiaria responde a los objetivos de metas de inflación que estableció en 2001 y 2003 el Banco de México con un objetivo único a mediano y largo plazo de estabilidad de precios (del + - 3%) para generar beneficios como la mejor rendición de cuentas del sistema financiero, las expectativas inflacionarias de corto plazo y finalmente una mejor medición de la volatilidad del tipo de cambio. En este sentido, esta política monetaria donde el tipo de cambio es un instrumento más para cumplir con el objetivo principal de meta de inflación, además de los desajustes macroeconómicos, mantendrá movimientos del tipo de cambio que generaran efectos temporales en dirección opuesta, aumentando la tasa de inflación y los gobiernos que buscan la estabilidad a veces tratan de fijar el tipo de cambio – como paso durante las décadas los cincuenta y sesenta-, o a través de la restricción de sus movimientos para reducir la tasa de inflación a corto plazo. En la mayoría de los países Iberoamericanos, esta es una política popular entre la clase media urbana, principal compradora de bienes de consumo duraderos importados. Sin embargo, es una política que va contra la dirección de la causalidad y, por consiguiente, difícil de sostener. Esta política debilita la competitividad de las exportaciones y hace difícil a los productores nacionales competir con las importaciones en el propio mercado interno.
Área(s) temática(s):
Año:
2017
Tipo de publicación:
Paper/Extenso Congresos GIGAPP
Palabras clave:
Congreso GIGAPP
Número:
GIGAPP2017
Serie:
VIII Congreso Internacional en Gobierno, Administracion y Politicas Publicas
Dirección:
Madrid, España
Organización:
GIGAPP. Asociación GIGAPP
Mes:
Septiembre
Comentarios:
Propuesta aceptada Ponencia/Comunicacion 2017-07 Estrategias de política financiera de los modelos desarrollo estabilizador y neoliberal...
Hits: 1708