La dirección escolar en España: ¿Seguimos las tendencias supranacionales?

Tortosa Álvarez, Carmen
Abstract:
Informes recientes –como es ‘Panorama de la Educación 2014’, presentado por la OCDE en septiembre del mismo año–, señalan de nuevo los “problemas de ineficiencia” en el sistema educativo español. La comparación entre países de la OCDE atribuye niveles muy bajos de conocimientos, de adquisición de competencias y de relación entre formación y empleabilidad en los titulados españoles. Así, este informe señala que el aumento de inversión en nuestro país en los últimos años no ha tenido resultados en el rendimiento de los alumnos. Asimismo advertía la OCDE en uno de sus informes recientes que la calidad de un colegio no sobrepasa la calidad de sus profesores y directores . Indica también el informe PISA 2012 que la calidad de los sistemas escolares es proporcional a la autonomía de los centros para diseñar el curriculum y sistemas de evaluación . Del análisis de datos recogidos en estos informes se ha concluido que, después del profesorado, los equipos directivos representan el factor más importante en la mejora de la enseñanza en los centros de enseñanza no universitaria. Según estos estudios, los directores influyen en la calidad de lo aprendido en sus aulas de una forma indirecta: mediante la creación de un ambiente o clima específico en los centros que dirigen . Hay estudios en la materia que indican que muchas de las actuales disfunciones de nuestros centros educativos tienen su origen en la falta de un proyecto que rija las prácticas cotidianas y dé sentido al trabajo común En las últimas décadas, desde el inicio de la democracia en España, la política educativa española ha sido motivo de una sucesión de un total de siete leyes de orgánicas educación y de sus consecuentes adaptaciones regionales. Con ellas se han ido haciendo continuos cambios en planes de estudio, asignaturas, formación de profesores etc. Sin embargo, la transformación y mejora de la dirección escolar no ha sido una prioridad política en ninguna de esas leyes. Hoy en día, lamentablemente, la profesión de director se sigue asociando en España casi exclusivamente a la de un profesor con algunos años de experiencia. La ley española de educación aprobada en diciembre de 2013 -la Ley para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE)- que no deroga sino que modifica la ley anterior –Ley Orgánica de Educación (LOE)-, ha sido la última ocasión hasta la fecha en la que el Gobierno de España ha podido modificar algunos aspectos sobre la función de los directores, sus responsabilidades, requisitos y baremo de méritos para la asignación de plazas. Se ha hecho algún cambio al respecto –al añadir un curso de formación en dirección escolar como requisito para la obtención de la plaza de director
Área(s) temática(s):
Año:
2016
Tipo de publicación:
Paper/Extenso Congresos GIGAPP
Número:
2016-091
Serie:
VII Congreso Internacional en Gobierno, Administración y Politicas Públicas. GIGAPP 03-05 octubre 2016.
Dirección:
Madrid, España
Organización:
GIGAPP. Asociación Grupo de Investigacion en Gobierno, Administración y Políticas Públicas
Mes:
Octubre
Nota:
AVISO IMPORTANTE: CUALQUIER PERSONA O PARTICIPANTE EN CONGRESO GIGAPP DEBERÁ REMITIR UN EMAIL AL AUTOR(A) PRINCIPAL, EN CASO QUE DESEE ACCEDER A UNA COPIA ELECTRÓNICA DE ESTE DOCUMENTO c.tortosa.alvarez@gmail.com
Comentarios:
Esta investigación forma parte de la investigación doctoral que estoy llevando a cabo.
Hits: 2280